Duele mucho pero pasa, las uñas se parten y se desprenden de un solo sopetón. Ya sea porque se te jaló, te machucaste el dedo u otras razones, que una uña se te desprenda es muy doloroso.

Algunas mujeres entran en pánico cuando les pasa.Te damos la respuesta a: ¿Qué hacer si se te desprende una uña? Espera antes de arrancarla.

Qué hacer si se te desprende una uña

El solo hecho de ver una una partida causa cierto estupor y dolor. Las uñas son un elemento estético y además tienen una función importante de protección para ayudarnos a nuestro día a día.

¿Por qué se desprenden las uñas?

Aunque las lesiones, como golpes o machucones, son las causas más frecuentes, una uña también puede desprenderse por hongos, uso de productos químicos e incluso algunas afecciones de la piel.

Sin embargo, el sitio de servicios de salud, Cigna, explica que una infección por hongos, como cuando éstos invaden una uña y el lecho ungueal, puede llevar a uñas no sólo amarillentas o engrosadas, sino rajadas y desprendidas.

Asimismo, una manifestación de la psoriasis, la psoriasis ungueal, también puede afectar las uñas y provocar que se desprenda la parte final. Finalmente, algunos tratamientos médicos y enfermedades graves pueden llevar a un desprendimiento.

Por lo tanto, si no tuviste un accidente en el dedo del pie o mano, cuya uña se desprende, es importante consultar a tu médico para conocer la causa y atenderla.

¿Una uña desprendida se puede volver a pegar?

No. Una uña que se desprende del lecho ungueal no se vuelve a adherir, lo que sí ocurrirá es que volverá a crecer, aunque esto puede tardar entre 6 y 18 meses, dependiendo si fue de la mano o pie... Siempre y cuando no haya una lesión mayor.

Lea también  Siete consejos que te ayudarán a evitar una fuga de gas en el hogar

¿Qué hacer si se me desprende una uña?

Como con cualquier lesión, el cuidado y atención depende del tipo y seriedad. Si la uña no está cortada o rota y sigue sujeta al lecho ungueal, la recomendación es:

  1. Retirar cualquier pieza de joyería de las manos.
  2. Lavar la cortada o raspón suavemente.
  3. Vendar si es necesario.

Lo único por hacer es sujetar la uña con un curita antes de la consulta, igual puedes llamar a tu médico para saber si es posible lavar la herida con agua.

El procedimiento dependerá de tu situación: se puede remover la uña o el fragmento desprendido, si existen cortes en el lecho ungueal cerrarse con puntadas, incluso en ocasiones se fija la uña con un pegamento especial para que sane. Asimismo, es posible que requieras antibióticos para prevenir la infección.

En caso de que el accidente también haya dañado un hueso, será necesario tratar esta lesión para mantener el hueso en su lugar.

Aunque pueda parecer sencillo desprender una uña, evita la tentación, así prevendrás no sólo un sangrado mayor, también una infección o lesiones que después sean difíciles de sanar.

Lea también  Siete consejos que te ayudarán a evitar una fuga de gas en el hogar

Acude a tu médico para recibir el tratamiento adecuado si sufriste un accidente y se te separó la uña, especialmente si padeces diabetes, problemas de circulación o del sistema inmunitario.