- -

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

La «izquierda» de Bachelet pasa lista a las violaciones de DDHH de Nicolás Maduro

 

La cuenta regresiva está por expirar y todo está en sus manos. La visita de la alta comisionada para los derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Michelle Bachelet, es tema de agenda nacional porque este miércoles a las 6:00 de la tarde arribará al país para observar, «de primera mano», la tragedia humanitaria que atraviesa Venezuela desde la llegada del socialismo del siglo XXI.

La doblemente expresidenta de Chile (de 2006 a 2010 y de 2014 a 2018) tiene la responsabilidad de confirmarle a la ONU y al mundo, lo que sufren los venezolanos para poder comer, medicarse y, en definitiva, sobrevivir en el país con la mayor reserva de petróleo del planeta.

Pero, Bachelet no solo es la titular de la Oficina del Alto Comisionado para los DD. HH. de la ONU. Es también una dirigente política con un pasado personal que la indujo a conducirse por la izquierda de los caminos de la democracia chilena.

La funcionaria es hija de Alberto Bachelet, un general de brigada de la Fuerza Aérea de Chile que protagonizó parte de los mil días que duró el gobierno del socialista Salvador Allende. El militar se opuso a rebelarse contra el izquierdista y fue apresado por quienes acompañaban a Augusto Pinochet en su plan por restablecer los servicios básicos de sus ciudadanos, el 11 de septiembre de 1973.

Sus vínculos con la izquierda fueron desde muy cerca. Los pasos políticos de su padre la hicieron una mujer comprometida con quienes defendían los principios de un socialismo que, hasta la fecha, no ha funcionado: igualdad social, nacionalización de las riquezas, no individualismo ni intervencionismo estatal.

Por sus ideas, a Bachelet la apresaron y torturaron en 1975 durante el gobierno de Pinochet. «Sentía indignación. No me hubiera imaginado en ese momento dialogando con personas con las que después fui capaz de dialogar», dijo alguna vez.

Por qué está en la ONU

Bachelet llegó a la ONU en septiembre de 2010, cuando el entonces secretario general, Ban Ki-moon, la nombró secretaria general adjunta de ONU Mujeres, una entidad de la organización destinada a fomentar el empoderamiento de la mujer y la igualdad de género.

En marzo de ese mismo año Bachelet culminaba su primer mandato en Chile y le pasaba la banda presidencial al derechista Sebastián Piñera, quien debutaba como mandatario nacional. Sus primeros cuatro años de gobierno estuvieron marcados por temas álgidos que impulsó para intentar cambiar la mentalidad de sus ciudadanos: igualdad de género, educación gratuita y medioambiente.

En marzo de 2014 volvió a ganar. El poder lo tenía en sus manos y regresaba como una mujer más preparada para enfrentar los problemas de su país. Pero esta vez su paso por La Moneda no fue tan exitoso. Su popularidad descendió a menos de 30 por ciento producto de las malas políticas y de uno de los casos de corrupción más sonados de Chile: el Caval, donde estaba involucrado su hijo Sebastián Dávalos por haber usado sus influencias para obtener un crédito bancario de 10 millones de dólares, justo después del triunfo de su madre, para comprar un terreno a nombre de la empresa de su esposa, Natalia Compagnon, el cual era de uso agrícola y posteriormente fue cambiado a uso urbano.

Los socialistas son expertos en predicar una frase que ni ellos aplican: ser rico es malo. A casi todos (por no decir todos) los persigue la corrupción, los envicia el dinero y los transforma el poder. Suelen ser los más «equitativos» del gremio, pero nacionalizan las riquezas de un país para administrar los ingresos a su conveniencia. Así actúan, así fingen ser «del pueblo».

Al terminar su segundo mandato, el actual secretario general de la ONU, António Guterres, la designó como alta comisionada de los derechos humanos por ser «una pionera, una visionaria, una mujer de principios y una gran líder de los derechos humanos para estos tiempos difíciles». Ella prometió estar al altura del cargo. Venezuela espera lo mismo.

Producto de sus orígenes familiares y su historia política, Bachelet decidió aliarse, como presidenta de Chile, con los líderes de izquierda que dirigían otros países de América Latina. Fue íntima amiga de Hugo Chávez, visitaba a Fidel Castro, se reunía con los Kirchner, recibía a Evo Morales. En fin, una más del clan latinoamericano que se sentía peón de las políticas estadounidenses.

Cómo la aprecian en Chile

Quien suscribe esta nota puede dar fe de la imagen que tiene Bachelet en Chile. Durante cinco años de residencia en ese país, pude entender la idiosincracia del chileno y las secuelas de una historia política que golpeó millones de hogares desde Arica hasta Punta Arenas.

En un Chile donde las clases sociales están extremadamente marcadas, Bachelet se enfocó en los pobres, pero nunca se metió con los empresarios. Si hay un país suramericano donde el neoliberalismo se ha atornillado, ese es Chile. Entre sus ciudadanos se escucha que es el «Estados Unidos chico» de la región.

La juventud contemporánea de su país defiende la gratuidad educativa, las clases altas la miran como un actor político de doble moral, mientras que la clase media asegura que nunca hizo nada por ellos en ninguno de sus gobiernos.

«Chile no puede olvidar. Solo así tendremos una mirada constructiva de nuestro porvenir, garantizando el derecho del respeto de los derechos fundamentales de todos y todas los chilenos», dijo una vez durante un discurso. Unas palabras que calzan perfectamente en una Venezuela golpeada durante veinte años por la misma posición política que ella defiende.

VALORA ESTE ARTICULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
( 0 votos, promedio: 0,00 de 5 )
Cargando...
- Publicidad-

LO QUE ES TENDENCIA

El horror que vivió un niño golpeado con «machetilla» por su madre y su padrastro

Así lo reseñó el Diario Primicia, un nuevo caso de supuesto trato cruel contra un bebé fue detectado por efectivos de la Guardia Nacional...

«No vamos a enviar a los niños a clases porque es un peligro, y no hay condiciones»

"Yo no los envió son muchas cosas el agua, el gas, el transporte, la pandemia", señaló Andy Ovalles madre del Táchira al ser consultada...

La indignante razón por la que una madre abandonó a sus hijos en lugares diferentes

Con información de El Nuevo Herald, una mujer de Louisiana fue arrestada y acusada de negligencia infantil después de abandonar a tres niños en...

Sometidos y humillados se sienten vecinos con los cortes de electricidad

"Hago un llamado bastante molesta a Corpoelec para que nos digan cuál es el problema que tienen en contra de nuestra comunidad, por qué...

En video: El indignante momento en que metieron a dos perros en un costal y luego en la bodega de carga de un bus

Así lo reseñó Infobae, Operarios de un bus de la empresa de Velotax metieron a dos perros en costales para luego ser transportados en...
- Publicidad-

Artículos Relacionados

Entérate cuál es el nuevo canal que incluirá SimpleTV en su paquete Byte

María Elisa Álvarez, directora de Mercadeo y Comunicaciones de SimpleTV, informó que este servicio de televisión por cable incorporará la señal del canal Universal...

El Poliedro cumple 47 años y no se recuerda cuándo fue la última vez que albergó un concierto

Este martes 2 de marzo se conmemora el 47 aniversario de la inauguración del Poliedro de Caracas, una destacada obra arquitectónica creada por Jimmy...

¿Cuánto deberán pagar por la prueba PCR los viajeros que ingresen al país?

A partir de este 3 de marzo, todas las personas que deseen ingresar a Venezuela deberán realizarse obligatoriamente las pruebas PCR (hisopado nasal) para...

«No vamos a enviar a los niños a clases porque es un peligro, y no hay condiciones»

"Yo no los envió son muchas cosas el agua, el gas, el transporte, la pandemia", señaló Andy Ovalles madre del Táchira al ser consultada...